Odio Quiero Más Que Indiferencia

Ódiame por piedad, yo te lo pido

Ódiame sin medida ni clemencia

Odio quiero más que indiferencia

Porque el rencor hiere menos que el olvido.

(vals peruano)

 Luego de recorrer diversos restaurantes, supermercados y otros negocios esta semana, concluyo en que la indiferencia de los colaboradores en una empresa puede ser el más vil de los enemigos.

Un mozo indiferente, una cajera apática, un anfitrión parco, una dependienta distante, entre otros especímenes similares, parecen haberse puesto de acuerdo para ser elegidos como «el zombie de la semana», a modo de calentamiento previo al Día de las Brujas.

Cuando entreno y capacito personal de primera línea en empresas donde la cultura de servicio está emergiendo, puedo ver la cara de asombro de muchos de sus colaboradores cuando tocamos este tema.  La actitud de indiferencia hacia el cliente es un pecado. Un pecado que se paga caro: el cliente no regresa.  Hacer que nuestros colaboradores entiendan y aprendan a trabajar su capacidad empática debe ser  un objetivo primordial para los supervisores y las personas a cargo de desarrollar y monitorear el servicio. 

No importa el tamaño del negocio: una lavandería, un minimarket, una caja municipal, una consultora, un laboratorio. Tampoco importa el rol del colaborador y el área en la que trabaje: repartidor, visitador médico, tele operadora, operario de almacén. Todos deben entender que ser amable  con los clientes, enfocarse, mirar a los ojos y atender para poder responder a sus posibles requerimientos, es el secreto del éxito con los clientes.  El agradecimiento y la fidelidad del cliente son las recompensas que recibiremos, además del respeto y la satisfacción que alguien nos considere un gran profesional.
Por : Romina Paredes Tello, Directora Coach In House www.coachinhouse.com

2 comentarios

Archivado bajo General

2 Respuestas a “Odio Quiero Más Que Indiferencia

  1. Claudia

    Hola Romina, primera vez que entro a tu website, me parece magnífica, ya lo tengo en mis favoritos. He leido tu articulo y justo me vino a la mente muchas ocasiones donde la indiferencia es el rey del negocio, y me pregunto como es posible que un negocio siga funcionando si su personal es indiferente, si su personal no esta comprometido con la empresa…..y te puedo asegurar que al final los culpables son los consumidores, ya que no exigen calidad, no exigen una buena atención, y a pesar de haber sido maltratados regresan al mismo lugar….¿porque? por que está de moda??? porque tiene buena calidad??? porque no hay competencia??? porque no tiene la opción de escoger???La verdad no se. Personalmente sabes que yo tengo clientes, y bueno, me desvivo por ellos, y lo disfruto mucho. Pero cuando soy consumidor, te digo, no regreso nunca más a un lugar donde me hayan maltratado o me hayan tratado con indiferencia, no tengo ningún tipo de consideración cuando pago por algún servicio y no me tratan con calidad. me parece excelente estos blogs en donde puedes dar tus comentarios sobre lugares, es más, en algunas ocasiones los he revisado antes de ir a un lugar que no conozco. Otro comentario que te quería hacer, ya de manera más personal, que pena me da, yo colaboradora, sentirme involucrada al 100% con mi empresa y tener compañeros que no lo están, eso perjudica mi trabajo, como puede haber gente que hace mi mismo trabajao y ser tan indiferente con los clientes. Eso, no lo entiendo! Gracias Romina. Te mando un abrazo. Clau Q.

  2. rominaparedes

    Asi es Claudia, los clientes debemos exigir calidad de servicio. Y como colaboradores, debemos darnos al 100% , todos, para formar realmente una organización con enfoque en el cliente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s